Cuidado dental

Cuidado dental

El cuidado dental es muy importante para prevenir enfermedades dentales causadas por la placa, la cual es una combinación de bacterias y de restos de alimentos. Como ya vimos en post anteriores, las enfermedades más comunes son la caries dental y demás enfermedades relacionadas con las encías. La mayoría de estas enfermedades se previenen con una buena salud dental, la cual debemos cuidar cepillándonos nos dientes después de cada comida ya que la placa tarda unos 20 minutos en acumularse.

 

Cuidado Dental

Cuidado Dental

 

Si los dientes no se limpian bien cada día, la placa llevará a la formación de caries dental. Con el tiempo, la placa se endurece hasta formar sarro. La placa y el sarro son los responsables de que aparezcan los siguientes problemas:

Caries dental: La caries es un trastorno muy común. Se trata de agujeros que se forman en los dientes y que dañan su estructura como consecuencia de la desmineralización provocada por los ácidos que genera la placa bacteriana.

Gingivitis: Se trata de la inflamación e infección que destruyen los tejidos de soporte de los dientes. Esto no solo afecta a las encías, sino también a otras partes, como a los ligamentos periodontales y los alvéolos dentales.

Periodontitis: Es una infección e inflamación de los ligamentos y huesos que hacen de soporte para los dientes. La causa principal de periodontitis es dejar que la gingivitis avance sin poner tratamiento de por medio para su freno.

Halitosis: Nos referimos a halitosis al mal aliento que se despide por la boca. Normalmente la halitosis está relacionada con una mala salud bucal, ya que el mal aliento se debe a que las bacterias, segregan compuestos de azufre, y esto provoca el mal olor.

Estos son los problemas más comunes de una mala higiene dental. Para combatir estas enfermedades, se han de seguir una serie de rutinas e indicaciones, por ejemplo, cepillarse los dientes como mínimo dos veces al día. Una después de la comida y otra antes de irnos a la cama.

Los dentistas, recomendamos el uso de hilo dental para obtener una limpieza óptima de nuestra boca, ya que el hilo dental, consigue alcanzar zonas que son inaccesibles por el cepillo.

Es recomendable acudir al dentista para un examen y una limpieza rutinaria por lo menos una vez cada seis meses, así tendremos una boca saludable y podremos prevenir otro tipo de enfermedades como por ejemplo la caries dental.

En el caso de que usted lleve prótesis dentales, debe de mantenerlas siempre lo más limpias posibles, ya que pueden quedar restos de alimentos ubicados en zonas de estas prótesis y pueden dar lugar a un foco de bacterias.

Complementar la limpieza bucal con otros medios como el enjuague bucal, también ayuda a tener una buena salud dental.

También es importante saber cómo limpiarse los dientes y qué tipo de cepillo usar. Se ha demostrado que el cepillo eléctrico es más efectivo frente a un cepillo manual.

Como hemos mencionado anteriormente, una limpieza bucal cada seis meses es muy recomendable para la salud de nuestra boca, ya que el dentista, utiliza una serie de instrumentos que hacen muy efectiva la eliminación del sarro acumulado, además de poder llegar a zonas que nosotros mismos no alcanzamos con los cepillos convencionales. Hay que mencionar que la limpieza profesional incluye raspado y pulimento de dientes, lo cual hace necesario que el dentista requiera del uso de varios instrumentos o dispositivos para aflojar y remover los depósitos de los dientes.

En definitiva, para gozar de una buena salud bucal, se han de cepillar los dientes como mínimo dos veces al día, complementar esta limpieza con hilo dental y enjuague bucal, y visitar a nuestro dentista al menos una vez cada seis meses.