El Tratamiento del Implante Dental

El Tratamiento del Implante Dental

Los implantes dentales son una de las mejores formas de tratamiento para reemplazar los dientes perdidos, en lugar de utilizar prótesis removibles o usar los dientes adyacentes como soporte, tal y como sucede con el uso de los puentes. En este artículo, vamos a sumergirnos en el mundo de los implantes dentales y veremos concretamente qué son, para qué sirven, y demás dudas posibles.

 

Implantes dentales

Implantes dentales

 

Los implantes dentales son raíces artificiales, creados para sustituir dientes ausentes o perdidos por cualquier causa, capaces de integrarse hasta el punto de convivir de forma sana y totalmente natural con el resto de los tejidos de la boca. Pueden estar fabricados de titanio puro ó en casos de zirconio. El objetivo del implante es hacer de “raíz” de la prótesis dental para que dicha prótesis quede perfectamente sujeta.

Como hemos mencionado anteriormente, los implantes dentales están fabricados en su mayoría por titanio quirúrgico, el cual se ha demostrado que es biocompatible, estable y tiene capacidad para integrarse con el hueso. Se trata de un metal que no ha demostrado toxicidad ni irritaciones en los tejidos cercanos.

El implante, se sujeta al hueso mediante un proceso llamado Osteointegración, en el cual, el propio organismo, establece una relación entre el hueso y la superficie del implante. Dicho proceso es muy estable y el paciente puede disfrutar de su implante durante años.

La función de un implante dental es reemplazar un diente perdido sin necesidad de utilizar dientes adyacentes, consiguiendo así una estética y una funcionalidad de la dentadura precisa.

Si la carencia de dientes es considerable, se puede utilizar lo que se denomina “puente”. Se trata de una prótesis que puede ir sujeta a los dientes que rodean esta carencia.

La mayoría de los pacientes, al hablar de implantes dentales, tienen la idea inicial de que este tratamiento es muy molesto, pero es todo lo contrario, el procedimiento quirúrgico, habitualmente, se realiza con una molestia mínima ó casi nula. La gran mayoría de las intervenciones, se realiza con anestesia local, simplemente el paciente percibe sensaciones de presión en la zona.

El tratamiento debe de estar bien planificado y detallado en varias visitas al dentista, estas visitas tienen varios objetivos, elegir con el paciente la época ideal para iniciar el tratamiento, ya que se puede alterar el ritmo de vida del paciente hasta que finalice el tratamiento. También se llevará a cabo la valoración del estado de salud bucal, para conocer posibles riesgos de la cirugía. Y por último, recuperar la salud bucal.

Una de las cuestiones más comunes que los pacientes preguntan, es si se pueden colocar los implantes dentales tras retirar los dientes afectados, si la naturaleza de quitar esos dientes, es una infección, el paciente deberá esperar un tiempo prudencial para que el lecho óseo del diente vuelva a la normalidad, este tiempo de espera variará según el paciente.

¿Existen problemas derivados del tratamiento?, generalmente, el 90% de los implantes colocados funcionan perfectamente tras 15 años. Los problemas que puede causar un tratamiento de implante dental, se da en la etapa inicial de dicho tratamiento, debido a que el implante no se integra correctamente, esto ocurre cuando las condiciones de salud de la boca del paciente no son buenas.

Las similitudes de un implante dental con el diente natural son bastantes. Muchas personas afirman que, los implantes dentales, les otorgan una mayor sujeción, seguridad y firmeza que un diente natural, estas cualidades son muy importantes a la hora de que el paciente se encuentre seguro al masticar.

Otra cualidad muy importante de un implante dental es la sujeción. Una vez que el implante esté colocado, no se puede quitar, se necesitaría una intervención quirúrgica llevada a cabo por un profesional para retirar el implante.

En definitiva, los implantes dentales están considerados una forma efectiva para reemplazar los dientes que se han perdido. Cada día se incrementa el número de personas que los utilizan, la razón es muy simple y es que los implantes dentales funcionan.