Enfermedades Bucodentales: Gingivitis

Enfermedades bucodentales: Gingivitis

Unas de las enfermedades bucodentales más común, junto con la caries dental, es la gingivitis. Pero, ¿en qué consiste la gingivitis?, ¿cuáles son sus síntomas?, ¿y su tratamiento?. En el artículo de hoy vamos a conocer más a fondo esta enfermedad que afecta directamente a las encías.

 

Gingivitis

Gingivitis

 

Como ya hemos mencionado, la gingivitis es una enfermedad que hace que las encías se inflamen, así pues es la inflamación e infección que destruyen los tejidos de soporte de los dientes. Esta infección puede afectar a las encías, los ligamentos periodontales y los alvéolos dentales (hueso alveolar). La causa de la aparición de gingivitis, suele ser la acumulación de placa bacteriana en los dientes. Hay que recordar que la placa bacteriana, es una acumulación de residuos de alimentos, combinados con moco y otros elementos que son los principales responsables de la aparición de caries dental.

Si esta placa no se elimina, se convierte en un depósito duro denominado sarro que queda ubicado en la parte inferior del diente, y esto produce una irritación de las encías, debido a las bacterias y toxinas que contiene.

Existen ciertos factores que aumentan el riesgo de padecer gingivitis, los cuales son:

  • La mala higiene dental, el hecho de no lavarnos los dientes y complementar esta limpieza con otros métodos como por ejemplo el enjuague bucal ó el uso del hilo dental.
  • Diabetes no controlada.
  • El embarazo, debido a los cambios hormonales que se producen en el cuerpo de la mujer, la sensibilidad de las encías puede verse afectada.
  • Deformidad en la alineación de los dientes, el no tener una dentadura alineada, hace que en los huecos formados por la deformidad de los dientes, sea más difícil de llegar a ellos a la hora del cepillado de dientes con lo que se aumenta la posibilidad de acumular sarro.
  • La edad. En ciertos momentos de la vida, podemos llegar a padecer gingivitis, sobre todo en la época de la pubertad, ya que es una época en la cual se producen muchos cambios hormonales.

Entre los síntomas de la gingivitis podemos encontrar los siguientes: se identifica un sangrado de las encías a la hora de cepillarnos los dientes, tanto con un cepillo duro como con un cepillo suave. El color de las encías cambia y se vuelven de un color rojo brillante, además las encías se vuelven sensibles al tacto, por último podemos encontrar úlceras bucales. Si tenemos estos síntomas, lo más recomendables es acudir a nuestro dentista para que nos disponga bajo tratamiento. El dentista profesional, realizará los reconocimientos oportunos y diagnosticará si el problema se debe a gingivitis ó por el contrario a otra patología bucal.

En el caso de que se trate de gingivitis, el tratamiento a seguir será el siguiente:

Antes de nada, el dentista realizará una limpieza bucal, para eliminar impurezas y el sarro acumulado. Tras esto, si el profesional lo cree necesario, le indicará al paciente como debe de hacerse un cepillado de dientes y el uso de la seda dental, para limpiar aquellos puntos inaccesibles por el cepillo. El dentista puede recomendar en estos casos realizar una limpieza dental profesional como mínimo dos veces al año. El sangrado y la sensibilidad de las encías deben disminuir al cabo de una o dos semanas después de una limpieza profesional y de una buena higiene oral en casa.

La mejor forma de prevenir la gingivitis, es la buena salud bucal, a su vez, la base de una salud dental óptima, es el cepillado diario de los dientes (como mínimo dos veces al día), el uso de seda o hilo dental, también debe de estar presente en nuestra rutina de limpieza bucal, ya que además de limpiar los dientes en profundidad, nos ayuda a alcanzar esos rincones que con el cepillo no nos son posibles de limpiar.