¿Qué tipo de pasta y cepillo de dientes debo usar?

¿Qué tipo de pasta y cepillo de dientes debo usar?

Ante la amplia oferta de dentífricos y cepillos que tenemos a nuestro alcance, elegir con acierto cuál meter en nuestra cesta de la compra exige su tiempo. A continuación presentamos una breve guía, sobre los tipos de dentífricos y cepillos que se  adaptan mejor a nuestras necesidades.

 

¿Que tipo de dentífrico y cepillo debo usar?

¿Que tipo de dentífrico y cepillo debo usar?

 

¿Qué tipo de pasta de dientes debo usar?

Hay que tener en cuenta diversos factores:

La textura: el cepillado es la parte más importante de la higiene dental, independientemente de la sustancia que se emplee. Si lo comparamos con barrer el suelo, lo importante es el tipo de cerdas de la escoba y la técnica que empleemos.

Según la textura, los dentífricos se pueden clasificar en: fluidos, crema o gel y con partículas.

  • Fluidos: recomendados para ortodoncias. Llegan con una mayor facilidad a las zonas complicadas a las que los cepillos alcanzan con dificultad, como el espacio que existe entre diente y metal.
  • Crema o gel: Son las más comunes. Casi tres cuartas partes de la población prefiere la clásica pasta.
  • Con partículas: Para la limpieza en profundidad. Son esferas limpiadoras y abrasivas que limpian mejor y pulen el esmalte. En algunos casos llevan flúor y sustancias que reducen la acidez, mejorando la remineralización para aumentar la dureza y el brillo.

Ingredientes específicos: aunque estos productos son efectivos, el tiempo de cepillado es tan breve que se hace imprescindible completar la higiene y tratamiento con un enjuague bucal. Así pues tenemos:

  • Caries: Fluoruro de estaño o sodio, reduce la acidez de la placa bacteriana y de la saliva, evitando la desmineralización del esmalte. También, rellenan cavidades por depósito.
  • Sensibilidad: Nitrato de potasio, despolariza el nervio, protegiéndolo de la descarga que provoca el dolor.
  • Gingivitis: Triclosán, es un antibacteriano no recomendado en menores de seis años.
  • Sarro: Hexametafosfato de sodio, combate las manchas y el sarro, impidiendo que se adhieran partículas a la dentina. Sílice, bicarbonato sódico, alúmina y fosfato cálcico pulen las áreas coloreadas.
  • Tono: Peróxido de carbamida, las pastas y enjuagues blanqueadores no profesionales no pueden tener más de un 1 % de este ingrediente, por lo que el efecto es mucho más suave.

Una vez expuestas las diferentes tipos de pastas de dientes, vamos a explicar el tipo de cepillo, indispensable para la limpieza bucal.

Cómo elegir un cepillo de dientes:

Además del color, los cepillos de dientes poseen otras cualidades y características:

Firmeza de las cerdas: los cepillos suaves son recomendados por los dentistas para el uso diario. A menos que su dentista le aconseje lo contrario, busque un cepillo con la etiqueta que indique “suave” en el paquete.

Forma de las cerdas: los extremos de las cerdas pueden ser puntiagudos o redondeados. Este es un pequeño detalle que puede marcar una enorme diferencia. Es menos probable que las cerdas redondeadas dañen el delicado tejido de la encía.

Superficie de las cerdas: la forma de la cara de las cerdas que hace contacto con los dientes cambia el efecto. Los cepillos planos y con multinivel son los mejores para obtener una limpieza completa de nuestra boca.

Diseño del mango: elija lo que sea más cómodo para usted. Todos los mangos parecen ser igualmente efectivos cuando se utilizan correctamente. Los cepillos con mangos grandes a menudo son más fáciles de agarrar para los niños.

Forma y tamaño de la cabeza: los cepillos de dientes vienen de todas las formas y todos los tamaños. Elija la forma que sea más cómoda para su boca. Si tiene una boca pequeña, elija un cepillo compacto.

Cepillos de dientes eléctricos: los cepillos de dientes eléctricos son igual de efectivos que los manuales cuando utiliza las técnicas de cepillado adecuadas. Los cepillos eléctricos pueden ser una excelente opción para las personas que tienen problemas para llegar a las esquinas de su boca y para las que tienen problemas para cepillarse durante los dos minutos recomendados.

Los cepillos de dientes tienen una vida útil de tres meses, pero siempre que las cerdas comiencen a doblarse hacia afuera, es momento indicado para sustituirlo por otro nuevo.