Clinica Dental en Murcia | Dentista en Murcia | Implante Dental en Murcia

Problemas en el cepillado dental

Problemas en el cepillado dental

Muchos problemas dentales están causados por una mala higiene bucal, sin embargo, esto no significa necesariamente una ausencia de hábitos higiénicos, a veces, simplemente, el cepillado dental no se realiza de forma adecuada, lo que puede ocasionar problemas dentales como infecciones, sensibilidad, etc.

 

Problemas en el cepillado dental

Problemas en el cepillado dental

 

La dureza del cepillado

Es sorprendente que muchas personas padezcan sensibilidad dental por imprimir demasiada fuerza en el cepillado o por utilizar un cepillo de dureza inadecuada. Hay que entender que algunos aspectos como el cuidado de los dientes a veces menos es más, este es el caso de la fuerza con la que nos cepillamos los dientes. Un cepillado demasiado concienzudo puede erosionar el esmalte natural de las piezas dentales, e incluso profundizar en la dentina.

Es conveniente elegir cepillos dentales de dureza suave, a menos que nuestro dentista nos recomiende usar otro tipo. Si el cepillo es excesivamente duro, incluso un cepillado no muy fuerte provocaría problemas en el medio plazo, por lo que es clave acertar con la elección adecuada del cepillo.

El uso de buenas técnicas para realizar el ritual del cepillado también es indispensable. Cada sección de nuestra dentadura requiere una serie de movimientos que variarán en función de su uso y su forma, de modo que no sólo eliminemos la mayor cantidad de placa, sino que además, no desgastemos nuestros dientes en el intento de una mejor higiene.

Uso de complementos al cepillado

El uso de colutorios y seda dental es también una asignatura pendiente para muchos, sin embargo, lo cierto es que estas técnicas también deben incluirse en la rutina cotidiana, a fin de prevenir problemas y profundizar en la limpieza de nuestra boca. Problemas como la gingivitis pueden prevenirse con colutorios y la aparición de caries con la correcta eliminación de restos de comida en los intersticios dentales, es decir, usando seda dental. Cabe recordar que tanto la caries como la gingivitis son los principales problemas dentales de la población, luego estas sencillas recomendaciones nos ahorrarán sin duda alguna visita al dentista.

Otras zonas de nuestra boca

Tampoco hay que olvidar la lengua. Cepillar la lengua suavemente ayuda a eliminar bacterias de esta zona. Debe hacerse con cuidado, pero de forma concienzuda, especialmente durante el primer cepillado del día, pues durante la noche aumenta el número de bacterias en nuestra boca.

El dentífrico adecuado

Otro factor interesante es el uso de una pasta dental adecuada. Hoy en día existen numerosos tipos de dentífricos para multitud de usos: desde el blanqueamiento dental hasta la prevención de la gingivitis o la sensibilidad dental. Como comentábamos en anteriores post, no debemos temer consultar a nuestro dentista acerca de este tipo de cuestiones. El profesional de la odontología conoce mejor que nadie su boca y los problemas a los que tiende, así que un par de preguntas pueden ayudarle a mejorar su higiene bucal hoy y su salud general mañana.

Cepillado en personas mayores

Los más mayores deben ser especialmente cuidadosos con el cepillado y la higiene bucal, ya que están sometidos a una mayor probabilidad de sufrir caries debido, tanto a la disminución salival, como al retraimiento de las encías y los empastes antiguos. Además, numerosos estudios científicos asocian los problemas de encías con enfermedades graves como el Alzheimer y algunos tipos de cáncer. Así que en esta edad una buena salud bucodental es crucial para una buena salud.

El Alzheimer y los problemas de encías

El Alzheimer y los problemas de encías

La mayoría es consciente de que una mala higiene bucodental puede conducir a problemas como caries, gingivitis, mal aliento, etc. Pero lo que pocos conocen es que los últimos estudios científicos alertan de que graves problemas de salud están también asociados con malos hábitos de higiene bucodental.

 

El Alzheimer y los problemas de encías

El Alzheimer y los problemas de encías

 

El pasado año 2010, investigadores de la Universidad de Nueva York descubrieron que existen evidencias científicas que unen la inflamación de las encías con la temida enfermedad de Alzheimer. Tras revisar nada menos que 20 años de datos clínicos procedentes de una muestra de 152 sujetos, encontraron que el cepillado dental durante al menos 2 minutos, dos veces al día puede ayudar a no padecer este problema.

En el estudio, se encontró que la función cognitiva de personas de entre 50 y 70 años con enfermedades relacionadas con inflamación de las encías fue inferior en los test, a la de aquellas que no los padecían. Destacando el problema de que las personas con estos resultados en los test de cognición presentaban 9 veces más probabilidades de padecer problemas de Alzheimer, que aquellos con mejores calificaciones y sin problemas bucodentales.

El estudio tuvo en cuenta, además, factores que pudiesen distorsionar los resultados a modo de sesgo, como el tabaquismo, la obesidad o la pérdida de piezas dentales. Sin embargo, tras aplicar todos estos factores, los resultados seguían indicando una relación entre los problemas de encías y la cognición en personas de edad avanzada.

Ya en 2013 y esta vez en Reino Unido, la Universidad de Central Lancashire amplió y corroboró las sospechas de estos resultados al comparar muestras del cerebro de 10 pacientes que conviven con el mal de Alzheimer, con 10 que no padecen dicha enfermedad.

El análisis evidenció que la bacteria –Porphyromonas gingivalis- se encontraba presente en las muestras de los pacientes afectados por Alzheimer, pero no en aquellos que no padecían dicho mal. La P.gingivalis está directamente asociada a problemas en las encías, concretamente a la enfermedad periodontal crónica.

Un año después, en 2014, el equipo británico realizó un nuevo estudio, esta vez en ratones, cuyos resultados fueron publicados en la más prestigiosa revista médica acerca del Alzheimer. El estudio concluyó que estas bacterias podrían llegar al cerebro a través de su propia movilidad, alcanzándolo mediante los nervios de las encías o quizá, especulan, introduciéndose en el torrente sanguíneo, pues este tipo de problemas de encías generan sangrado, a través del cual podrían viajar las bacterias.

Como advertimos en post anteriores, los problemas relacionados con la higiene de nuestras encías podrían ser la causa o el agravante de muchos problemas médicos graves, como recientemente mostró un estudio acerca del cáncer prostático.

Del mismo modo, algunos estudios apuntan a este factor como importante en los casos de cáncer pancreático, uno de los más agresivos, una opinión muy fundada que se desprende de un estudio científico realizado en 2007 en Boston, Estados Unidos.

Para tratar de evitar los problemas de encías es fundamental acudir al dentista al menos una vez al año, asiduidad que debe incrementarse en caso de molestias o sangrado; así como cuidar especialmente la higiene dental, sometiéndonos a limpiezas profesionales periódicas. No hay que olvidar que los expertos recomiendan complementar los hábitos higiénicos habituales de cepillado dental, con el uso de colutorios, seda dental, etc., a fin de asegurar una mayor eficiencia que con el cepillado habitual.

Mujeres, osteoporosis y calidad de vida

Mujeres, osteoporosis y calidad de vida

Con la llegada de la madurez, las mujeres posmenopáusicas con osteoporosis padecen un mayor riesgo de pérdida dental. Un nuevo estudio realizado por la Escuela de Medicina Dental de la Universidad Case Western Reserve ha revelado que los implantes dentales pueden ser la mejor alternativa a tomar en estos casos.

 

Mujeres, osteoporosis y calidad de vida

Mujeres, osteoporosis y calidad de vida

 

De acuerdo con la autora del estudio, Leena Palomo, profesora asociada de periodoncia, la restauración dental mejora ostensiblemente la calidad de vida de las mujeres con osteoporosis.

El estudio, publicado en la prestigiosa revista Journal of Internacional Dentistry expone una investigación que forma parte de una serie de estudios cuyo objetivo es analizar las repercusiones en la salud de las mujeres con osteoporosis en base a los resultados de sus tratamientos dentales.

Uno de los primeros estudios realizados se ha centrado en la calidad de vida de las mujeres después del tratamiento destinado a reemplazar las piezas dentales perdidas. Los resultados son sorprendentes, pues hasta 237 de ellas mostraron una profunda satisfacción con el reemplazo, así como una mejora notable en su calidad de vida, tanto en situaciones laborales como sociales. La encuesta, que constó de 23 preguntas trataba de calificar la satisfacción en su trabajo, su salud y trataba aspectos tan importantes para la calidad de vida como las emociones y la sexualidad.

Aquellas mujeres que padecían osteoporosis y que habían perdido uno o más dientes, excluyendo las muelas del juicio y los últimos molares, fueron la muestra elegida para el estudio, para el que se contó con una base de datos de en torno a 900 mujeres que padecían este problema.

Entre las mujeres examinadas se incluyeron varias categorías. Por un lado, un grupo se habían sometido a tratamiento de implantes dentales; otro segundo grupo a prótesis fijas; un tercero a dentadura postiza y el último grupo de mujeres, que no se había sometido a ningún tratamiento de restauración.

Los resultados mostraros que las mujeres con implantes reportaron una mayor calidad de vidas, una mayor felicidad y una satisfacción global mayor en todos los aspectos de la vida.

Sorprendentes fueron también los resultados en áreas como la satisfacción emocional y sexual, en la que destacaron con mucho aquellas mujeres con implantes dentales. Esta técnica mejoró además la seguridad en público, y mostró una mayor confianza en procesos como la masticación y el habla.

Según la creadora del estudio, los resultados son de ayuda para dentistas de todo el mundo, ya que el estudio revela la ventaja comparativa que ofrece este tratamiento a este tipo de pacientes concreto en el largo plazo.

Dentalbite ofrece el tratamiento de implantes dentales a sus pacientes. El procedimiento consiste en la sencilla colocación de un soporte de titanio que constituirá la base, asida al hueso mismo, del posterior implante final. Tras la instalación de una prótesis sobre el elemento de titanio se obtiene una pieza dental que no se diferencia de las naturales. El tratamiento solo precisa de anestesia local y proporciona a los pacientes la estética y seguridad que necesitan en la vida diaria.

Además, Dentalbite posee las últimas técnicas en prótesis, incluyendo las nuevas prótesis de zirconio, que permiten un diseñar y esculpir el diente con ayuda de procedimientos informáticos de precisión.

La mejora comparativa con respecto a los tratamientos anteriores se encuentra en factores como su biocompatibilidad, gracias a la ausencia de metal en el implante. Además, cabe destacar su increíble acabado estético, ya que no solo se diseñan de forma exclusiva en cada pieza, sino que gracias a la alta transparencia del zirconio el implante puede adquirir tonalidades precisas a voluntad de nuestro dentista, logrando una semejanza con el resto de la dentadura prácticamente perfecta.

Cuidados dentales durante el embarazo

Cuidados dentales durante el embarazo

La salud bucodental es esencial en cualquier etapa de nuestra vida, pero si hay una etapa en la que debamos cuidar especialmente nuestra dentadura, esa es el embarazo. En Clínicas Dentalbite, donde contamos con un completo equipo de profesionales, integrado por expertos dentistas, cirujanos y facultativos, queremos ofrecerte esta semana las claves para mantener una sonrisa radiante también durante el embarazo.

 

Cuidados dentales durante el embarazo

Cuidados dentales durante el embarazo

 

Lo primero que hay que tener en cuenta es que el periodo de gestación está caracterizado por importantes cambios en el organismo de la mujer. La boca y los dientes no permanecen ajenos a estos cambios y lo cierto es que se incrementa el riesgo de padecer caries y de sufrir alteraciones en las encías. Con todo, mantener unos buenos hábitos de higiene y consultar con nuestro odontólogo de confianza, contribuirán a que esta etapa única en la vida de una mujer se desarrolle sin problemas.

 

Lo primero, acudir a tu dentista

Si recibes la buena noticia de que estás esperando la llegada de un bebé, una de las primeras acciones que debes acometer es pedir cita con tu dentista. Es fundamental que tu odontólogo te realice un revisión para frenar cualquier problema incipiente. Además, él te informará sobre los temas que puedan afectarte y resolverá mejor que nadie tus dudas en materia bucodental. Como se dice popularmente, más vale prevenir que curar.

 

Una dieta equilibrada, fuente de salud

Hay quien piensa erróneamente que el bebé obtiene el calcio que necesita de los dientes de la madre y que s la lucha contra el sarro. tinta una limpieza de bocae ti, por lo que no debes descuidarla. Tambia boca es fundamental ambiestraólo por el hecho de estar embarazada la mujer tiene que perder alguna pieza dental. Lo cierto es que el bebé obtiene el calcio, fundamentalmente, de la dieta de la madre, por lo que es esencial mantener unos hábitos alimentarios sanos y nutritivos durante todo el embarazo. En este sentido, nuestro dentista puede ayudarnos, aunque también podemos consultar a nuestro médico de cabecera si necesitamos ingerir algún complemento alimentario extra (el ácido fólico es el más recomendado y esencial para el buen desarrollo del bebé).

 

Combatir el dolor de encías

El embarazo puede traer asociado problemas de encías, como hemos señalado anteriormente. Para que la gingivitis no haga acto de presencia en nuestra boca (suele aparecer durante el segundo mes de gestación y, en algunas pacientes, causar inflamación, enrojecimiento e incluso sangrado) es fundamental mantener unos hábitos de limpieza estrictos para combatir la placa dental y el sarro.

Las alteraciones hormonales son inevitables, pero la higiene de tu boca depende de ti, por lo que no debes descuidarla. También puedes solicitar a tu dentista una limpieza de boca y reforzar así la lucha contra el sarro. Tras el parto, el estado general de la boca mejora.

 

Nauseas matutinas

Las nauseas matutinas pueden aparecer (sobre todo, durante el primer trimestre) y dificultarte la higiene bucodental. Si este es el caso y no consigue tolerar la crema dentífrica, cámbiala por otra marca más suave y renueva también tu cepillo de dientes.

A medida que la barriga de la madre va aumentando de tamaño, los hábitos alimentarios se irán modificando. La sensación de saciedad tras injerir alimentos llegará antes, por lo que optarás por comer pequeñas cantidades más veces al día. Es importante evitar, en la medida de lo posible (los antojos existen y, en ocasiones, son difícilmente irrefrenables), los alimentos dulces o de textura pegajosa. También es conveniente dejar a un lado los refrescos, ya que además de generarte gases, podrían perjudicar tus dientes.

¿Qué preguntar a su dentista?

¿Qué preguntar a su dentista?

El cuidado dental preventivo abarca todo lo que puedes hacer para mantener tus dientes y encías sanos. Por un lado, se trata de un buen régimen de cepillado y el uso del hilo dental. Por otro, es importante practicar un estilo de vida saludable, así como mantener una dieta baja en azúcares y carbohidratos refinados. Es importante destacar que el buen cuidado dental preventivo también debe incluir visitas periódicas a su dentista que incluyan chequeos y limpiezas.

 

¿Qué preguntar a su dentista?

¿Qué preguntar a su dentista?

 

¿Consejos particulares?

Podemos consultar a nuestro dentista acerca de diferentes rutinas o medidas preventivas para ayudar a mantener la salud bucodental. Por ejemplo, acerca del cepillado, las diferentes pastas dentífricas, el uso adecuado del hilo dental, así como los colutorios. Cuántas limpiezas exhaustivas anuales recomienda para usted, etc.

Debemos tener en cuenta que tanto sus piezas dentales, como sus encías, su historial y su perfil son únicos. Es decir, usted como paciente es diferente a cualquier otra persona. De esta forma y gracias a su dentista, usted puede saber qué hacer de forma específica para usted.

¿Cómo mejorar su salud dental?

Teniendo en cuenta que la odontología es una ciencia que avanza rápidamente en cuanto a técnicas, puede preguntar a su dentista acerca de los beneficios que las nuevas técnicas pueden ofrecerle. Su dentista es la principal fuente de información acerca de estos temas y es interesante conocer qué nuevos procedimientos pueden mejorar tanto la salud como la estética de nuestra boca. Usted puede beneficiarse mucho de un intercambio abierto de información con su dentista.

¿Cuál es el estado de salud de mi boca?

Muchos problemas, incluso físicos, se manifiestan en la boca y la lengua. Un profesional atento puede detectar problemas que van desde carencias vitamínicas o minerales, así como otros problemas nutricionales. La cavidad bucal es tan buena presentando síntomas que hasta pueden detectarse problemas de diabetes u osteoporosis. Todos estos indicadores pueden ser advertidos por nuestro dentista y así poder consultar a nuestro médico antes de que el problema sea más grave.

Confianza con su dentista

Pero del mismo modo que su dentista puede ponerle sobre aviso acerca de problemas de salud con poca relación con nuestros dientes, el odontólogo debe estar al corriente de nuestra salud general. En caso de que cualquier problema médico le haya sido diagnosticado, es importante hacerlo saber a nuestro dentista. Más importante aún en el caso de que el problema conlleve el uso de medicación.

Otro gran consejo antes de hablar con nuestro dentista es permanecer atentos a los cambios en nuestra boca: si existe sangrado durante el cepillado, si padecemos sensibilidad o dolor en algún punto o si notamos problemas en la mandíbula o cuello, pueden ser datos interesantes, ya que permitirán conocer la evolución de problemas antiguos, la efectividad de los tratamientos o detectar la emergencia incipiente de un nuevo problema.

Cultivar una buena relación de confianza y cercanía con los profesionales médicos ayuda, gracias a la comunicación, a mejorar el pronto diagnóstico, así como la búsqueda de una solución adecuada a nuestros problemas de salud.

 

http://www.dentalbite.com/blog/388/

El enjuague bucal: un aliado de nuestra sonrisa

Si hay algo que todos deseamos en poder lucir una sonrisa radiante y perfecta, acompañada de un aliento fresco con aroma a menta. Pero hasta cuando la madre naturaleza es nuestra aliada y nos regala unos dientes derechos y blancos, sigue habiendo ciertos cuidados indispensables para lucir esa sonrisa perfecta.

 

Enjuague Bucal

Enjuague Bucal

 

Desde Dentalbite hoy queremos hablaros de un aliado de nuestra boca: el enjuague bucal, un elemento de uso sencillo y agradable que puede ayudarnos a mejorar notablemente nuestra higiene dental, con tan sólo unos minutos diarios. Como señala el dicho popular, ‘el que algo quiere, algo le cuesta’. En el caso de nuestra dentadura, notaremos grandes mejoras invirtiendo un poco de nuestro tiempo todos los días. La constancia es clave.

 

El asalto de las bacterias

A lo largo del día nuestra boca está expuesta a diversos factores ambientales y alimentos u objetos que pueden contener bacterias. Comer una pieza de fruta que no esté perfectamente lavada puede suponer introducir esas temidas bacterias, directamente, en nuestra boca, mordisquear un lápiz o sostener las gafas de sol entre los dientes son gestos que también pueden implicar el asalto de las bacterias a nuestra boca.

Lo cierto es que una vez que hacen acto de presencia, las bacterias se multiplican rápidamente debido a la saliva, que alimenta a los gérmenes de la boca a través de la descomposición de los carbohidratos en azúcares. Y aquí es cuando comienzan los problemas.

 

Sarro, caries, mal aliento, gingivitis y sensibilidad

Si no cuidamos nuestra higiene bucodental, más pronto que tarde aparecerán los problemas. Tenemos que ser conscientes de que las bacterias y los gérmenes, que están asociados a una mala higiene diaria, son las responsables de problemas como las caries, el sarro, el mal aliento, la inflamación de las encías (gingivitis) o la sensibilidad dental (tanto al frío como al calor).

Para eliminar a esos enemigos de nuestra salud bucodental, debemos utilizar todas las armas que tenemos a nuestra disposición: un buen cepillo de dientes, usado con una buena técnica (ya sea manual o eléctrica), un dentífrico de calidad que responsa a nuestras necesidades específicas, hilo dental para llegar hasta el último rincón y un enjuague bucal fresco que elimine hasta el último germen.

 

Contra el mal aliento

Lo cierto es que un buen tónico o enjuague bucal contribuirá a completar el proceso de higiene bucodental, ya que estos preparados consiguen llegar donde el cepillo no llega y, según señalan algunos estudios, son capaces de reducir la placa hasta un 50 por ciento, si se usan adecuadamente y en combinación con el resto de elementos que hemos señalado anteriormente.

Otra de las grandes ventajas de los tónicos bucales es que ayudan a combatir el mal aliento. Hay marcas en el mercado que aseguran un aliento fresco durante doce horas. Lo cierto es que este no es un problema menor, ya que hay pacientes que incluso presentan baja autoestima debido a esta patología. Con todo, el mal aliento siempre suele tener una causa detrás (ya sea caries, infecciones en las encías, enfermedades como la diabetes o la toma de algún medicamento con este tipo de efectos secundarios), por lo que hay que combatir, antes de nada, el problema de origen.

 

Frescor y bienestar

No hay que olvidar que una correcta higiene pasa por limpiar no sólo nuestros dientes, sino también la lengua, las encías y el paladar, lugares en los que también se reproducen las bacterias. Las sustancias bactericidas que componen los enjuagues bucales contribuirán a mejorar nuestra higiene bucal y dejarnos una sensación de frescor y bienestar en nuestra boca, después de cada cepillado.

Dientes creados en laboratorio

Dientes creados en laboratorio

Se imagina que en lugar de dentadura postiza, pudiese lucir sus propios dientes. Sí, sí, su propios dientes, compuestos y creados a través de sus propias células, en concreto sus células madres, y ‘cultivados’ en laboratorio hasta poder implantárselos de forma fácil.

 

Dientes creados en laboratorio

Dientes creados en laboratorio

 

¿Le parece ciencia-ficción? Pues esta es la idea que ha tenido el profesor de la Universidad del Sur de California (USC), Yang Chai. Ya que el laboratorio que dirige, ha estado trabajando en algunos procesos que serán claves para que en un futuro pueda desarrollarse esta nueva tecnología, que convertiría los implantes de porcelana en cosa del pasado. Según informa http://www.fastcoexist.com/

Yang Chai es decano asociado de investigación y titular de cátedra George y Mary Boone Lou en Biología Craneofacial Molecular de la Ostrow Facultad de Odontología. Todo ello en la Universidad del Sur de California.

Los científicos norteamericanos esperan ser capaces de reactivar las células de los dientes que no están en crecimiento, de manera que puedan producir la raíz de un diente a punto de nacer. Algunos miembros del equipo, como Jingyuan Li, han advertido que aún queda camino por recorrer hasta lograr que la tecnología funcione adecuadamente, y atribuye a sus resultados tan solo una pequeña parte del gran rompecabezas que supone esta nueva técnica.

A pesar de que ya son capaces de renacer dientes en ratones, el paso a su aplicación en humanos y más tarde en clínicas dentales tendrá que esperar aún unos años. El principal escollo de la investigación se centra en la escasez de células disponibles en los dientes humanos que pudiesen permitir la regeneración de dientes.

El camino a seguir, según Li, pasaría por reprogramar células de los tejidos orales que una vez se reprogramen posean el potencial de regenerar la dentadura.

Esta nueva tecnología del futuro podría suponer un enorme avance tanto en las prótesis, como en las fundas o implantes que podrían sustituirse por nuevos dientes, diseñados expresamente para cada persona.

Según Yang Chai, “Si podemos usar algún día este conocimiento para reactivar esas células madre, entonces podríamos regenerar parte de la raíz”.

La clave pasaría por conocer cómo reactivar esas células madre mediante la manipulación de las distintas vías de regulación de las células, que entrañan proteínas para desarrollarse en ciertas estructuras anatómicas y no en otras. El estudio ha identificado diferentes de estas vías de señalización y cómo trabajan juntas para controlar las células madre. Según Chai, “podemos utilizar esta información como un libro de estrategias para la regeneración de los distintos dientes”.

El estudio ha contado con la coautoría del Laboratorio Molecular de Terapia Genética y Regeneración de dientes en Pekín, China. Así como el departamento de Prostodoncia de la Universidad de Pekín y su hospital de Estomatología. Según informa la web de noticias de la Universidad americana https://news.usc.edu/

Este tipo de estudios con células madre ya han logrado reproducir con éxito piel humana e incluso partes de órganos y están llamados a ser la punta de lanza de la medicina del mañana, junto a la nanotecnología.

Gracias a su capacidad para producir copias exactas de sí misma de forma indefinida, una célula madre tiene la capacidad de producir diversos tejidos del cuerpo.

Existen puntos de controversia en bioética acerca del uso de las células madre embrionarias, ya que estas proceden de embriones humanos u óvulos fecundados, lo que genera conflictos morales para algunas doctrinas religiosas. Por otra parte, existen también las células madre adultas, que a pesar de su nombre pueden obtenerse tanto en adultos como en niños y que no presentan ningún conflicto ético a la ciencia. Estas últimas son las utilizadas en la investigación norteamericana del profesor Yang Chai.

Formas de prevenir la caries en niños

Formas de prevenir la caries en niños

Según la Asociación Dental Americana o ADA , la caries dental es una de las enfermedades más comunes en niños en los Estados Unidos. De hecho es el segundo problema de la salud mundial, tan solo superado por el resfriado común. Si bien esta estadística puede parecer alarmante, hay una buena noticia: la caries puede prevenirse fácilmente.

Por eso en esta entrega nos proponemos ayudar a padres, tutores y niños a lograr una correcta salud bucodental a través de unos simples consejos.

 

Formas de prevenir la caries en niños

Formas de prevenir la caries en niños

 

Visitas periódicas al dentista

Un buen comienzo es visitar al odontólogo regularmente. Es más que importante hacerlo a cualquier edad, pero durante la infancia es indispensable. La mayoría de grandes procesos y cambios en nuestra dentadura se producen durante la infancia, por lo que la salud bucodental de casi toda nuestra vida depende de estos primeros momentos. Es importante hacer visitas continuas a partir de la aparición del primer diente, de este modo, el niño comienza a familiarizarse con el dentista. Si las visitas son bimensuales o trimestrales, el dentista podrá atajar cualquier problema antes de que se convierta en grave.

Creatividad para introducir el cepillado

Uno de los puntos más importantes es enseñar la rutina del cepillado a los más pequeños. Esto puede suponer un reto, pues no es fácil lograr que los niños respeten pautas rutinarias, que les resultan aburridas y monótonas. Para ayudarles, es interesante introducir canciones o juegos que incluyen instrucciones acerca de cómo cepillarse de forma eficiente, de este modo, la simple memorización de la canción les aportará los conocimientos adecuados para mantener una buena higiene bucodental durante su vida. Hacerse con un vaso para ellos, un cepillo especial o un bonito taburete para permitirles alcanzar el lavabo, pueden ser estrategias interesantes que logran convertir el cepillado en algo divertido.

Cuidado con los dulces

Los estudios muestran que además de la incidencia sobre la salud en general, la ingestión de alimentos y bebidas azucaradas producen residuos que deterioran el esmalte dental, pudiendo erosionarlo. Poner un límite a los alimentos de este tipo es necesario en la primera infancia. Es también importante beber mucha agua, pues mejora tanto la salud general, así como la bucodental: ayuda a neutralizar los ácidos de la saliva.

Enseñar hábitos saludables

Muchos expertos explican que en tan solo 21 días podemos cambiar un hábito. Siguiendo esta máxima, podemos utilizar calendarios divertidos que nos permitan enseñar hábitos saludables a los niños. Premiar el esfuerzo es importante, por lo que podemos incluir un regalo en caso de lograr el objetivo marcado.

Evitar factores de riesgo

Muchos de los factores que pueden propiciar la aparición de problemas de caries son el uso de chupetes, la ingestión de azúcares ya sea en alimentos o bebidas, una mala higiene oral, así como un historial de caries frecuentes entre familiares. Además, algunos problemas de salud como cardiopatías, Displasia ectodérmica, Síndrome de Sjögren o problemas de inmunosupresión o hemofilia pueden también provocar la aparición caries.

El flúor

El flúor mejora la calidad del esmalte dental, haciendo a los dientes más resistentes a la caries. Su uso previene la aparición de problemas, ya que impide la formación de placa bacteriana. Este elemento puede, además, incrementar el calcio en nuestros dientes, remineralizándolos. Para su uso tanto en niños como en adultos es indispensable consultar antes a un odontólogo o pediatra.

Vigilar del movimiento de los dientes

Durante los primeros años, sobre todo cuando aparece la dentición permanente, los dientes tienen a ocupar su lugar en las encías. Es importante que un dentista revise periódicamente el crecimiento de estos dientes y su colación. Este es uno de los mejores momentos para lograr una dentadura bien colocada a largo plazo.

Un estudio revela que una buena higiene bucal mejora los problemas de próstata

Un estudio revela que una buena higiene bucal mejora los problemas de próstata

Según este estudio, el tratamiento de los problemas de encías redujo los síntomas de la inflamación de próstata, conocida como prostatitis. Es una de las conclusiones del informe que han realizado investigadores de la Case Western Reserve University School of Dental Medicine en colaboración con los Departamentos de Urología y Anatomía Patológica de los hospitales universitarios Case Medical Center, en la ciudad norteamericana de Cleveland, en el estado de Ohio.

 

Un estudio revela que una buena higiene bucal mejora los problemas de próstata

Un estudio revela que una buena higiene bucal mejora los problemas de próstata

 

Algunos estudios previos ya habían encontrado una relación entre problemas en las encías y la prostatitis, una enfermedad que produce la inflamación de la próstata, que es la glándula encargada de la producción de parte del líquido seminal. La inflación produce fuertes dolores durante la micción y conlleva diversos problemas asociados, como el cáncer de próstata.

Según Nabil Bissada, presidente del Departamento de Periodoncia del Case Western Reserve y autor del estudio: “este estudio muestra que si tratamos la enfermedad de las encías, se logra mejorar los síntomas de la prostatitis y la calidad de vida de aquellos que padecen la enfermedad”.

Los investigadores publicaron sus resultados en el artículo de odontología “El tratamiento periodontal mejora los síntomas de la próstata y disminuye el suero PSA en hombre con altos niveles de PSA y pediodontitis crónica”. Naif Alwithanani condujo la investigación como parte de su residencia en periodoncia.

Bissada explicó que la enfermedad de las encías no sólo afecta a la boca, sino que es condición de todo el sistema y por eso puede causar inflamación en diversas partes del cuerpo. La escuela de odontología ya había encontrado con anterioridad, vínculos entre las enfermedades relacionadas con las encías y las muertes fetales, artritis reumatoide y hasta con enfermedades cardíacas.

Para este estudio, los investigadores han contado con 27 hombres a partir de los 21 años. Todos ellos habían sido diagnosticados de inflamación de la glándula prostática durante el último año, utilizando la biopsia con agua como prueba diagnóstica.

Además, se les realizó una prueba en sangre que mostraba elevados niveles de antígeno prostático específico o PSA por sus siglas en inglés. El PSA es una proteína que produce la próstata y cuya concentración elevada en sangre se relaciona con una mayor posibilidad de padecer cáncer de próstata. Sin embargo, a pesar de ser comúnmente utilizado como método diagnóstico, no es infalible, ya que existen casos de altas concentraciones no relacionadas o pacientes con cáncer de próstata que no tienen altas concentraciones de PSA.

Los hombres sometidos al estudio fueron evaluados mediante test, para averiguar si sus síntomas coincidían con los de problemas de próstata. Además, todos padecían problemas de moderados a graves en las encías, por los que recibieron tratamiento. Entre cuatro y ocho semanas más tarde un número importante de los pacientes mostraron una mejoría significativa, según apunta news-medical.net.

Lo más curioso es que durante estas semanas en las que recibieron atención periodontal, los pacientes no recibieron al mismo tiempo tratamiento por sus problemas de próstata. Pero incluso sin él, 21 de los 27 sujetos mostraron una disminución de los niveles de PSA en sangre. Los pacientes con mayor inflamación fueron los más beneficiados por este tratamiento y únicamente 6 no mostraron cambios.

El doctor Bissada está llevando a cabo una segunda investigación que se basa en el seguimiento de los sujetos del primer estudio, a fin de apoyar las conclusiones. La esperanza de que el tratamiento periodontal forme parte del estándar de tratamiento de este problema es cada día más cercana. Del mismo modo que muchos pacientes con problemas cardíacos son a menudo animados a visitar al dentista, así como también a las mujeres embarazadas, poco a poco se aprecia la enorme importancia que el cuidado y la higiene bucodentales tienen para la salud.

6 Consejos para encontrar un dentista

6 Consejos para encontrar un dentista

La mayoría de españoles tienen miedo al dentista. Este hecho se produce por malas experiencias anteriores, así como por una mala elección del profesional. Para elegir un buen dentista es recomendable guiarnos de forma adecuada. Algunos consejos previos pueden ser interesantes, ya que nunca vienen mal cuando se trata de algo tan importante y al mismo tiempo delicado como la salud de nuestros dientes.

 

Dr. Alberto Sánchez

Dr. Alberto Sánchez

 

Los siguientes trucos nos serán de mucha ayuda a la hora de encontrar el especialista apropiado para nuestro problema concreto. Hoy desde dentalbite te proponemos consejos encontrar un buen dentista.

Referencias: en la actualidad existen multitud de lugares a los que podemos acudir en busca de opiniones. Además de las clásicas recomendaciones de amigos y familiares acerca de otros amigos o familiares dentistas, Internet puede ser un lugar magnífico al que acudir en busca de la opinión de los verdaderos expertos, los antiguos pacientes. Buscadores como ComparaDentistas.com o simplemente Google pueden ponernos sobre aviso acerca de la profesionalidad del odontólogo. Encontrar el número de colegiado del profesional y su campo de experiencia pueden encontrarse con facilidad en la red, lo que nos ayudará a ponernos en manos de los mejores.

Buen servicio: la profesionalidad es sin duda el factor más importante, pero en ocasiones un buen servicio puede inclinar la balanza. No se trata únicamente de la simpatía del profesional; la disponibilidad de horarios, los periodos vacacionales de nuestro dentista –es clave no quedarnos a medio tratamiento-, así como la amabilidad del personal que trabaja en la clínica son también factores importantes. Existen pocas situaciones más incómodas que la consulta de un dentista, si la situación se agrava porque nos sintamos incómodos con el personal, entonces la visita sí que puede ser un infierno.

Posibilidad de financiación: es interesante, en los tiempos que corren, poder pagar cómodamente nuestro tratamiento sin tener que desembolsar el precio completo en un único y, en ocasiones, gran pago. Por eso es recomendable que preguntemos por las formas de financiación, si éstas conllevan intereses o penalizan el impago, y en cuántas cuotas podemos pagar nuestro tratamiento.

Últimas técnicas y tecnologías: como la mayoría de áreas médicas, la odontología avanza cada día. Las estrategias con las que los profesionales médicos se enfrentan a los problemas varían a medida que las técnicas y tecnologías asociadas cambian. Los nuevos materiales en implantología, o las distintas técnicas de blanqueado son solo dos ejemplos de la multitud de cambios que podemos encontrar entre una clínica desfasada y una que dispone de las últimas innovaciones. Por eso, a la hora de elegir una clínica, lo mejor es informarse acerca de las novedades en cuanto al tratamiento que necesitemos y tratar de encontrar aquella que nos ofrezca los mejores tratamientos.

Proximidad geográfica: no queremos desplazarnos largas distancias cuando sufrimos un repentino dolor de muelas, la pérdida de un empaste o un problema asociado con un tratamiento complejo. La proximidad no sólo nos aporta la calma de sabernos cerca en caso de emergencia, sino que además, nos da la posibilidad de no tener que conducir, en caso de que el tratamiento incluya anestesias o conlleve molestias tras la intervención del odontólogo. Por estas razones, la primera recomendación es buscar un dentista que ejerza, al menos, en nuestra ciudad.

Cuidado con precios demasiado bajos: los buenos servicios, como los buenos productos tienen un precio. Si el precio es demasiado bajo no siempre estamos ante una ganga. Es habitual entre los pacientes encontrarse con precios ‘gancho’ que atraen a incautos con la esperanza de un implante a un precio muy bajo. En ocasiones la realidad es que el precio únicamente incluye la pieza a implantar, pero no la mano de obra, anestesia, etc. El resultado es un precio mucho mayor desde el momento en el que entramos al dentista y que, al recibir la factura final, nos hace sentirnos estafados.