Periodontitis

Periodontitis

La periodontitis es un problema es poco conocido fuera del ámbito odontológico, sin embargo, es la principal causa de pérdida dental en los adultos. Se conoce como periodontitis o piorrea a unos de los peores tipos de enfermedad periodontal, que se caracteriza por la infección de las encías que produce su retraimiento. Para aquellas personas que ya conozcan la gingivitis, les resultará familiar la definición de este problema, que aparece, en muchas ocasiones, como resultado de no tratar correctamente la gingivitis.

 

Periodontitis

 

Gingivitis

La gingivitis es una infección de carácter leve en las encías, que si no se trata de forma rápida y adecuada, puede conllevar lesiones y problemas graves.

Este problema es uno de los trastornos odontológicos más comunes, y se calcula que en torno a la mitad de la población sufre gingivitis en cuatro o más dientes, incluso sin saberlo. El espectro poblacional más expuesto a este problema son aquellas personas con una mala higiene bucodental. También los fumadores y los diabéticos son propensos a sufrirla. Factores como la alimentación o el consumo de sustancias que alteran el metabolismo se encuentran también entre las principales causas.

La gingivitis aparece como resultado de la acumulación de placa en los dientes. La placa es una sustancia pegajosa e invisible que se desarrolla normalmente en torno a restos de azúcares y almidones procedentes de alimentos masticados. Esta sustancia es una especie de colonia de bacterias que se desarrolla y crece descontroladamente y que ataca a nuestros dientes y encías.

Para impedir que se desarrolle placa bacteriana en nuestra boca, el principal y sencillo remedio es ser especialmente escrupulosos con la higiene bucodental, respetando al máximo tanto el cepillado como otras medidas higiénicas adicionales: colutorios, seda dental, limpiezas profesionales periódicas, etc.

Cuando la placa no se elimina, el proceso bacteriano convierte este en sarro, un depósito duro en la base de los dientes que inflaman e infectan nuestras encías.

Los principales síntomas de este problema son el sangrado de encías, la sensibilidad de las mismas en algunos casos, un tono rojizo brillante, rojo o púrpura en las encías, o incluso aftas en nuestra boca.

Periodontitis

Cuando la gingivitis no se trata aparece la periodontitis, que podría describirse simplemente como un estado avanzado y más destructivo de la gingivitis. La principal característica de este problema es la destrucción agresiva de las encías, huesos y el tejido de nuestra boca, convirtiéndose, como apuntábamos, en la principal causa de pérdida de piezas dentales en adultos.

Cuando la placa se disemina bajo la línea superficial de nuestras encías, bacterias y toxinas destruyen los tejidos e incluso los huesos que sostienen nuestros dientes.

Uno de los principales síntomas de este problema es el retraimiento de las encías, que formas huecos que a su vez se infectan. Pero los efectos negativos de este problema no acaban en nuestra boca, pues las personas con periodontitis aumentan considerablemente el riesgo de padecer problemas severos de salud como derrames cerebrales, ataques al corazón y los últimos estudios la relacionan directamente con el Alzheimer.

Los síntomas de esta enfermedad periodontal son muy similares a los de la gingivitis, ya que, como apuntamos, la periodontitis es un estadio avanzado de este problema. Conviene además recordar que el color de unas encías sanas debe ser rosado pálido. Unas encías de un color rojo brillante, oscuras o púrpuras pueden estar indicando problemas. Asimismo, el principal síntoma de la periodontitis es la recesión o retroceso de las encías. También puede aparecer pus entre las encías y el diente, resultado de la infección que está atacando las encías. El mal aliento y un mal sabor de boca constante aparecen como síntomas en la mayoría de los casos.

Odontología 3D

Odontología 3D

Existe un gran consenso internacional en el mundo de la odontología: la próxima revolución pasará por el diseño 3D. En los últimos años el diseño en tres dimensiones ha saltado a las cabeceras de los noticiarios. La posibilidad de diseñar y crear en tiempo record objetos tridimensionales parece destinada a mejorar la vida de mucha gente en un futuro no tan lejano. Esto también está ocurriendo en el mundo de la odontología, donde esta tecnología podría ser la clave para crear o recrear dientes tan parecidos a las piezas originales que sea imposible diferenciarlos.

Odontología 3D

Odontología 3D

Las primeras impresoras 3D para uso doméstico ya están llegando a las tiendas y se ha abierto un universo de posibilidades y usos que ni sus inventores predijeron. Entre los más destacados podemos encontrar el diseño de zapatos o las réplicas de objetos de diseño único.

No en vano, recientemente una empresa China ha desarrollado la tecnología que haría posible la construcción de edificios enteros de manera más rápida y barata que en la construcción tradicional.

En el mundo de la medicina, la tecnología del diseño e impresión 3D también está dando que hablar. Entre los principales y más evidentes avances se encuentra la posibilidad de realizar piezas de ortopedia más con un nivel de adaptación perfecto a cada paciente. Además, tanto los precios como los tiempos de espera de los pacientes se reducirán de forma considerable cuando esta tecnología avance un poco más.

El principal problema que presenta en la actualidad la impresión 3D se encuentra en la dependencia de ciertos materiales a la hora de elaborar la impresión. Este ha sido el caso en la industria de la construcción, por ejemplo, donde ha tenido que desarrollarse una especie de argamasa o hormigón especial, mezcla de diferentes elementos, de tal modo que pudiese moldearse y pasarse por los inyectores de las impresoras.

En este sentido, la odontología está de enhorabuena. Muchos de los materiales que esta rama de la medicina ha estado utilizando durante los últimos años pueden adaptarse de forma sencilla a estas máquinas y permitir un trabajo más preciso y eficiente. Las resinas empleadas para realizar prótesis dentales poseen similitud técnica con las utilizadas en la impresión 3D.

Pero no todo acaba en la impresión. Junto con esta nueva tecnología existe otra muy vinculada que también avanza a pasos agigantados y que proporcionará grandes herramientas de diagnóstico a los profesionales de la odontología. Les hablamos del escaneado 3D. Poco a poco los escáneres capaces de replicar por ordenador cualquier objeto o superficie están sofisticándose, mejorando su calidad y resultados.

Con este tipo de elementos, las nuevas prótesis, puentes, modelos cerámicos o férulas pueden realizarse con mayor celeridad, a un menor precio y con menos molestias para el paciente.

Algunos de los cambios más interesantes en este campo se están produciendo en el campo de las ortodoncias. Con la posibilidad de emplear nuevos materiales y mediante el diseño tridimensional, la ortodoncia es más invisible que nunca y permite una vida normal, con aparatos no fijos que mejoran la posición de nuestros dientes sin renunciar a la estética. Además, las molestias asociadas a este tipo de elementos se reducen de forma considerable gracias a la adaptación perfecta e individualizada.

Arginina y salud dental

Arginina y salud dental

Recientes estudios han demostrado la eficacia de la Arginina –un aminoácido natural- en la lucha contra la caries y la sensibilidad dental. Y es que se ha probado de forma clínica que este aminoácido presente en huevos y carne roja es capaz de mejorar de forma efectiva nuestra salud bucodental.

 

Arginina y salud dental

Arginina y salud dental

 

La razón de este fenómeno se encuentra en el pH de nuestra saliva. Al parecer este agente, la arginina, se encuentra de forma natural en ella y es responsable de regular el pH de nuestra boca. El entorno ácido o alcalino de la misma debe ser neutral, si no se quieren padecer problemas relacionados con las bacterias culpables de la caries, la gingivitis o la sensibilidad dental. La arginina actuaría como un regulador de este pH, convirtiendo nuestra boca en un entorno no apto para la proliferación de los enemigos de nuestros dientes.

Además, un nuevo estudio de la Universidad de Michigan sugiere que este aminoácido también es capaz de eliminar la placa bacteriana, algo que podría ayudar a evitar enfermedades de las encías, responsables, junto a otros factores, de ciertos tipos de cáncer y hasta del Alzheimer.

Según los investigadores, la arginina es capaz de alterar los mecanismos por los cuales las bacterias se adhieren entre ellas y a nuestros dientes, lo cual impediría la formación del biofilm responsable de multitud de problemas. Si los estudios de laboratorio se confirman en ensayos clínicos, la arginina podría ser el sustituto natural de los actuales antimicrobianos utilizados en la lucha contra la caries.

El estudio también refuerza la idea de la importancia del pH de la saliva, que una vez más, ha resultado ser una de las principales claves de la salud de nuestra boca. Mediante el uso de calcio, bicarbonato y arginina, los investigadores han sido capaces de replicar el proceso por el cual la saliva mantiene el pH neutro en nuestra boca e impide la formación de placa bacteriana.

En línea con estas investigaciones, las principales marcas de dentífricos y productos de higiene bucal se han puesto en marcha y ya están incluyendo la arginina a sus productos. Hasta ahora, la estadística está de parte de las marcas, que han detectado una reducción significativa en la hipersensibilidad dental de aquellos que utilizan estos productos enriquecidos durante al menos 28 días.

La gran multinacional Colgate, líder del sector, introdujo en el mercado americano Colgate Sensitive y en otros países un producto llamado Colgate Pro–Argin.

La arginina se une de esta manera a una serie de elementos que ayudarían a prevenir todo tipo de enfermedades dentales. El más conocido y utilizado es el flúor, que incluso se añade en las aguas potables de medio mundo, como forma de atajar problemas de este tipo en la población.

De más reciente descubrimiento es el xilitol, una especie de edulcorante obtenido a partir de frutas y de un árbol, el abedul. El xilitol ha supuesto también una revolución en el mundo del cuidado dental. Su efecto beneficioso es parecido al de la arginina, ya que reduce los ácidos de la placa, impidiendo que las bacterias tomen el control de nuestra boca. Además, funciona como sustituto de la sacarosa en ciertas dientas y, al contrario que ésta, no presenta elementos cariogénicos. Actualmente es común encontrar el xilitol en chicles, dentífricos y demás productos.