Enjuague Bucal una vez al día previene la caries

Enjuague Bucal una vez al día previene la caries

Un enjuague bucal adecuado, al menos una vez al día, protege frente a la aparición de nuevas caries, así como prevenir enfermedades de las encías y combatir el mal aliento.

Recuerda, que esté método no sustituye al cepillado de dientes, pero puede ayudarnos a mantener nuestra salud bucal sana.

Los enjuagues bucales, se usan para reforzar el esmalte de los dientes frente a la caries,  controlar las bacterias que las producen, y mantener a raya enfermedades propias de las encías.

Algunos de los efectos secundarios molestos que pueden causar los enjuagues bucales, suelen ser cambios en el sabor de los alimentos.

 

 

Enjuague Bucal

Enjuague Bucal

 

 

El Colegio de Dentistas advierte que el cambio de hábitos, bebidas carbonatadas e isotónicas y frutas ácidas contribuyen a erosionar el esmalte dental, con lo cual es recomendable esperar de cinco a diez minutos tras su ingesta para cepillarse los dientes.

No dudes consultar a tu dentista sobre cualquier duda que tengas al respecto de tu educación dental.

 

¿Por qué es importante un enjuague bucal?

El cepillado de dientes diario, es imprescindible para mantener una buena salud bucal, pero no es suficiente. Para complementarlo, es necesario añadir un enjuague bucal diario y adoptar una nueva rutina que ayude a eliminar las bacterias nocivas de nuestra boca.

La lengua, las paredes de la boca, las encías, los espacios entre los dientes y demás sitios donde no llega el cepillo de dientes, es recomendable limpiarlas con enjuague bucal. Ten en cuenta que dichos enjuagues eliminan hasta el 97%* de las bacterias bucales nocivas.

El uso de un enjuague bucal dos veces al día ayuda a mantener unos dientes y unas encías más sanas, incluso en los lugares más difíciles de alcanzar. Además, previene y reduce la placa dental, una de las causas de la aparición de enfermedades de las encías, y refuerza el esmalte de los dientes.

 

Beneficios del enjuague bucal

 

Eliminar los gérmenes que resisten el cepillado

Los gérmenes llegan a cualquier sitio: la lengua, las encías y hasta el paladar. Pueden convertirse en placa. Los dientes representan sólo aproximadamente un 25% de la cavidad bucal, por lo que no importa lo bien que te cepilles. Cepillarse no es suficiente para acabar con todos los gérmenes de la boca.

 

No sólo cepillado

La combinación del cepillado, el hilo dental y el uso de enjuague bucal dos veces al día reducen la placa un impresionante 52% más que solamente el cepillado y el uso del hilo dental.

La formación de la placa empieza inmediatamente tras el cepillado. Los enjuagues bucales tienen amplios efectos antibacterianos contra una variedad de especies de gérmenes, eliminándolos mediante la rotura de las paredes de sus células e inhibiendo su capacidad para multiplicarse.

Uso del enjuague bucal

Hay muchas superficies de la boca donde las bacterias pueden asentarse: en los dientes, pero también en la lengua y las encías. El uso de un enjuague bucal después del cepillado es importante para reducir su proliferación.

Los enjuagues bucales se deben ir incorporando a la rutina diaria como complemento del cepillado. Entre las características más importantes de dichos de uso diario hay que subrayar la importancia de un buen efecto antibacteriano, capaz de eliminar la placa, proteger las encías y de combatir las bacterias que causan la halitosis.

En definitiva, es recomendable el uso de enjuagues bucales pero en un periodo no superior a dos semanas, ya que el uso prolongado puede llevar a efectos secundarios como la coloración en la lengua o en los dientes.

Problemas dentales por morderse las uñas

Problemas dentales por morderse las uñas

 

Problemas dentales por morderse las uñas

Problemas dentales por morderse las uñas

 

 

Algo tan común, y que casi todos hemos “probado” alguna vez, como es morderse las uñas se ha comprobado que es un hábito muy negativo.

Este hábito, onicofagia llamado científicamente, es una manía nerviosa que afecta a más personas de las que nos imaginamos, en su mayoría del sexo masculino y, más habitualmente, en la época de la infancia. Los orígines de esta manía suelen ser de tipo nervioso, por problemas de varios tipos o, incluso, por la necesidad de autocastigo.

Independientemente de si es una acción antiestética o, incluso, incómoda, se ha demostrado que incide muy negativamente en nuestra salud, como ha indicado la doctora en Medicina Rochelle Togerson, que afirma que este hábito puede aumentar el riesgo de caer resfriados, amén de otras enfermedades.

Además las personas con esta manía es bastante habitual que sufran “uñazo”, paroniquia, que es una inflamación en la piel de la zona situada inmediatamente bajo la uña. Aquí se produce un molesto y desagradable bulto rojizo que, además de doloroso, puede segregar pus y suele ir precedido de una infección bacteriana.

Los dedos como fuente de bacterias

Si realmente tuviéramos claro la cantidad de bacterias que se acumulan en esta zona sería menos habitual ver a la gente morderse las uñas. El miembro de la American Academy of Dermathology y experto en problemas en trastornos de las uñas, Weill Cornell, ha señalado en la revista Time que la presencia de enterobactrias en los dedos es muy habitual en los dedos. Entre esta familia de bacterias destaca la Salmonella y la E. Coli, de sobra conocidas por todos y no precisamente por sus beneficios.

¿Tienes verrugas? Cuidado extra: el riesgo de propagación a otras partes del cuerpo aumenta.

Por si todo esto no fuera suficiente para dejar la manía de morderse las uñas, Torgerson añade otro problema: afecta muy negativamente a la salud bucodental.

Tenemos que tener en cuenta que este hábito es muy dañino, ya que puede desplazar los dientes de su lugar idóneo y dañar el esmalte.

Según el dermatólogo Chris Adigun, del Langone Medical Centre de la Universidad de Nueva York, las verrugas nacen a partir del papiloma humano (VPH) y el iresgo de que se extienda a la boca aumenta, y mucho, al tenerla continuamente cerca de una.

No es fácil dejar este hábito, pero tampoco imposible, ni mucho menos. Está claro que para dejarlo lo principal es estar convencido de querer dejarlo y tener una fuerte voluntad. La revista Womens Health nos propone cuatro consejos para conseguirlo:

1. Ser consciente de cuándo te muerdes las uñas. Normalmente esta acción se hace de forma inconsciente y automática, por lo que si uno mismo no se da cuenta debería pedir ayuda para ser avisado cuando esté mordiéndose las uñas.

2. Mantener las uñas bien cuidadas: Cuanto mejor sea su cuidado menos tentación de morderlas tendremos.

3. Utilizar productos especializados: Esmaltes amargos por ejemplo, que causan repulsión una vez los “saboreas”

4. Encontrar otra forma de combatir el estrés. Torgersen se centra en la idea de que morderse las uñas es una forma de canalizar o aliviar el estrés, por lo que lo mejor es buscar una alternativa a esta forma de canalización.

Entrevista a nuestro dentista Juan Francisco Piqueras

 Entrevista a nuestro dentista Juan Francisco Piqueras

Aquí os dejamos la entrevista realizada a nuestro dentista Juan Francisco Piqueras del Hospital de Molina por los amigos de Salud21

La clínica dental del Hospital de Molina se caracteriza por su afán de superación. Por eso ha conseguido formar un equipo de profesionales que se está especializando en las últimas y más novedosas técnicas odontológicas.

La pretensión de estos profesionales es ofrecer un servicio al paciente de forma personalidad, muy cercana, para que se sienta como en su casa durante su visita, y encuentre la solución más adecuada a su problema de salud bucodental.

Juan  Francisco  Piqueras Gómez es el dentista que dirige la clínica (nº de colegiado 877), y afirma que una de las pretensiones de su centro es “el tratamiento de la enfermedad periodontal y la rehabilitación de pacientes desdentados, parciales o totales,  con implantes”.

El especialista indica que los problemas que afectan a la encía pueden ser fundamentalmente de dos tipos: gingivitis, definida como inflamación de la encía sin pérdida de soporte del diente, y periodontitis o piorrea, que es una inflamación con infección de la encía, pero que, en este caso, provoca pérdida de hueso y de los elementos de soporte del diente.

Por todo ello, Juan Francisco Piqueras subraya que “en la clínica tratamos todo tipo de implantes, además de blanqueamiento dental, estética dental, odontología conservadora y restauradora, odontología preventiva, odontopediatría; ortodoncia infantil y de adultos y periodoncia”.

Antes de un tratamiento adecuado hay que recurrir a un buen diagnóstico. En este sentido, Juan Francisco Piqueras resalta que “el diagnóstico debe ser lo más preciso posible, tanto en el ámbito de la periodoncia como en implantología dental para, más tarde, aplicar un tratamiento individualizado a cada paciente. En periodoncia utilizamos métodos de diagnóstico microbiológicos para determinar los agentes responsables de las enfermedades; radiológicos para obtener confirmación respecto a la pérdida de hueso en los dientes afectados; y clínicos, para determinar el grado de afectación de la enfermedad”.

Añade el dentista  que “de esta manera podemos aportar un tratamiento antiinflamatorio y antiinfeccioso adecuado, así como una solución quirúrgica si fuera necesaria”.

Subraya también que “en implantes utilizamos sistemas tomográficos y software especializados con los que podemos conocer exactamente la anatomía y características del hueso donde se va a colocar el implante. Así estamos seguros de planificar mejor cada caso, colocar los implantes en el lugar más adecuado y realizar una rehabilitación protésica lo más estética y funcional posible”.

 

Elección de tratamiento

 

La rapidez y la elección del tratamiento más eficaz y menos molesto para el paciente es otra de las inquietudes del equipo que dirige el doctor Piqueras. “Nuestra especialización y experiencia permiten a nuestros pacientes recibir tratamientos muy seguros y poco invasivos, conservando la mayoría de sus dientes. Si esto no es posible, podemos realizar procedimientos de restauración inmediata en implantología, con la extracción del diente y la colocación del implante y la prótesis provisional en un solo día”, afirma.

 

En otro orden de cosas  y para que la crisis no sea un inconveniente para tratarse la boca, la clínica dental del Hospital de Molina ofrece varias posibilidades de pago con la finalidad de que el paciente elija la que se adapte a sus necesidades.

 

Implantes Dentales

En este post queremos haceros llegar este vídeo sobre los implantes dentales en el que se muestra muy claramente todo el proceso que conlleva un implante dental, desde la extracción de la pieza dental hasta la colocación final del implante.

El vídeo ha sido realizado por nuestros compañeros de healbit.com y pretende acercar al público un proceso de uso muy generalizado pero con mucho desconocimiento en su proceso.

Esperamos que os guste tanto como a nosotros